Baloncesto 2015. Autoregulación del sistema